La Pepita

Sábado, Abril 14th, 2012 | Barcelona, Restaurantes

La Pepita culmina la aventura de Sofía Boixet y Sergio Andreu de enfrascarse en un bar de tapas entre lo tradicional y lo contemporáneo. El local, que tiene más de lo primero, es agradable y está bien surtido de barra y mesas. El servicio, joven, simpático y eficaz, es atemporal, que ya está bien así. Y en la carta, en la que prima la sencillez, asoma un espíritu atrevido y provocador que le sienta bien en su ubicación de Gràcia.

La Pepita  |  Barcelona

La Pepita | Barcelona

Entre los avales culinarios de los protagonistas, destaca la experiencia en el parisino Fogón de Alberto Herráiz, aunque recientemente desposeído del galardón, en aquel momento único local español en París con una estrella Michelin.


A pesar de ser entre semana, el local presentaba una muy buena entrada. Nos beneficiamos de nuestra llegada temprana para escoger mesa y, en apenas unos minutos, teníamos la primera remesa de tapitas.

Llegó la ensaladilla pepitovska, muy buena, coronada por sus picos de pan, con el toque diferenciador de las verduras encurtidas y sin exceso de mayonesa.

También sobresalieron las croquetas de rostit de pollo, esféricas, cremosas y sabrosas, sobre una base de romesco que no había visto nunca en ese rol, pero que en absoluto desmerece.

Entró también el pan con tomate, generosamente untado aunque, paradójicamente, con la miga algo seca.

Croquetas de pollo &  Ensaladilla pepitovska

Croquetas de pollo & Ensaladilla pepitovska

Nuevo notable para los boquerones especiales, fuera de carta, marinados en vinagre, suaves, de tamaño medio y buena consistencia, montados a modo de canapé sobre una base de confitura de olivada.

Menos convincente el cazón a la andaluza con mayonesa de lima, quizás por el rebozado -algo húmedo, más blando de lo que seguro se pretendía-, o tal vez por la materia prima, de sabor discreto. Aun así, la combinación del paquetito que se podía formar junto a la hoja de cogollo y el toque cítrico de la mayonesa, dejaba un bocado agradable.

Como plato fuerte, la pepita de morcilla, de cebolla para más señas, con manzana en dos texturas, cruda y asada, y una nota chispeante de canela. Crujiente, potente, goloso, el bocadillo perfecto de los más morcilleros.

Pasamos a los postres, apartado especialmente lúdico en La Pepita, con el arroz con leche y confitura de pimientos del piquillo. Indiscutiblemente diferente, sorprendentemente bueno, sólo penalizado por un arroz, para mi gusto, algo deshecho.

Boquerones marinados  &  Arroz con leche y confitura de piquillos

Boquerones marinados & Arroz con leche y confitura de piquillos

Satisfacción también con el mel i mató, también versionado, acalabazado, con compota de calabaza en el papel de la miel, y sus pepitas, crujientes, ligeramente azucaradas, haciendo las labores de contraste de texturas habitualmente reservadas a la nuez.

Para regarlo todo, la rareza de Eccoci Blanc 2010, un fresco y aromático coupage de viognier -cada día me gusta más esta uva-, roussanne y manseng-, a precio 2x que, sin crianza pero con buenas notas cítricas y algunas tropicales, se permitió una digna defensa incluso de la morcilla. Para enfriarlo, ante la falta de espacio, buenos son los enfriadores de mesa.

Sin cafés, pero con invitación a licores -de café y orujo de hierbas-, un total de 30 euros por persona.

Se quedaron en la recámara las anchoas especiales La Pepita -¡con dulce de leche!-, la pepita de ternera con puré de patata y pimientos verdes fritos, o la copa Dalky de la casa. Habrá que volver.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , , ,

3 comentarios to La Pepita

David
14 Abril 2012

He pasado varias veces por la puerta y me he quedado con las ganas de entrar. Ahora ya no hay excusa. Me interesa ese pepita con ternera y puré…

Estocomo
16 Abril 2012

Hola, David !

Si eres de ensaladilla, pruébala aquí también.

Gracias por tu visita. ¡Un saludo y nos vemos en la Hora del Bagel!

Dani

David
19 Abril 2012

Lo soy y mucho!! Gracias, nos vamos leyendo!!

Deja un comentario

Search

  • Últimos comentarios