Somodó

domingo, marzo 20th, 2016 | Barcelona, Restaurantes

Shojiro Ochi lleva muchos años en Barcelona. Yo no le conozco hace tantos, pero creo que desde que está afincado aquí nunca ha pretendido hacer cocina japonesa. Los comensales que se acerquen a Somodó encontrarán un estilo mediterráneo contemporáneo y unos sabores mucho más cercanos a la bistronomía barcelonesa -Embat, Gresca, Coure, Alvart…- que a ninguno de los, cada día más numerosos, japoneses de la ciudad.

Restaurant Somodó  |  Barcelona

Restaurant Somodó | Barcelona

Hace unos años que el restaurante Shojiro se transformó en Somodó. Siguió creyendo en el proyecto Toshi Suzuki, actual jefe de cocina, propiciando el origen del nuevo nombre. Instalado en un antiguo telar de Gràcia -una historia habitual en la zona, mi especial recuerdo para el malogrado Jean Luc Figueras-, Somodó es un restaurante de dimensiones modestas, con apenas una decena de mesas -la gran mayoría para dos- y decoración muy sobria. Interiorismo sin firma ni florituras. Aquí luce el plato… y la atención, sin mácula.


En Somodó no hay carta, sino fórmulas de menú de precio cerrado, dos de ellos nocturnos. Nos decidimos por el gastronómico, el más extenso.

Declaración de intenciones desde el primer mordisco. Sabor y buena dosis de técnica en el calamar en su tinta, en un explosivo juego de un solo bocado, parecido al de Jordi Herrera con sus célebres calamares de huevo frito.

Precisión en la lenta cocción de la yema de huevo, a baja temperatura, con crema de patata y su propia tierra para el crujiente. El excelente pan del Forn de la Trinitat, esponjoso como pocos por estos lares, permite en mayor grado el disfrute del plato.

Calamar en su tinta  &  Huevo con patata

Calamar en su tinta & Huevo con patata

Bien por el micuit de foie, muy correcto, aunque me llama más la originalidad de sus partennaires, tanto la sablé de cebolla en la que se apoya, o incluso el helado de maíz que lo complementa sin recurrir a las socorridas confituras.

Me seduce el tataki de atún. Buen producto, apenas marcado, achispado con acierto por unos ajitos fritos laminados y flanqueado por un vicioso helado de pimientos rojos.

Muy buen morro de bacalao, meloso, acompañado de sepia, en tallarines, estos demasiado recios, justificando, en cambio, su aportación en un notable fondo de sus jugos y las notas del jengibre. Por encima, un aire de mar excesivamente tímido en relación a sus compañeros de plato -me gustó más el uso de este aire en las vieiras de Alvart, al percibirse más sobre sabores más delicados-.

Foie  &  Bacalao

Foie & Bacalao

Y vence y convence el pichón. Al estilo Somodó, reza la carta, con las pechugas braseadas, muy jugosas, y los muslitos confitados, muy tiernos, levemente endulzados por la soja y resucitados por el jengibre. Segundo gran pichón de la temporada, junto al extraordinario de Rafa Peña en Gresca, curiosamente también matizado por el jengibre.

Antes del postre, una pequeña cata de un par de quesos de oveja. Buenos. Hasta ahí poca novedad. La gracia, en el curioso maridaje que se incluye, a cargo de la cerveza artesana de Birra 08. Para los más entendidos, malta caramelizada y dos tipos de lúpulo americano. Para mí y el resto de lectores poco cerveceros, ligera, con notas amieladas, muy amable.

Pichón  &  Quesos

Pichón & Quesos

Si se cuidan las presentaciones de los salados, los platos dulces no se quedan atrás en Somodó. Notable alto para los dos de la noche.

Muy fresca la particular versión de Shojiro de la piña colada. Recomendable llegar en la primera cucharada hasta el coco, esferificado en el fondo de la copa, haciendo permanecer su aroma durante todo el postre.

Más potencia en la bavaroise de sésamo, de sabor más profundo, con notas tostadas. De paso, un nuevo y agradable encuentro con la oliva negra, cada día más presente en postres. Aquí, en finísima teja, suma más de lo que parece.

Para contrastar la buena charla de la cena, Silencis 2014, un xarel.lo natural de cuerpo ligero de Raventós i Blanc (Penedès), sabroso, agradable, ligeramente cítrico y con matices salinos. No desentona.

Postres

Piña colada & Bavaroise de sésamo

Petit-fours solo para aquellos que toman café o infusiones. Tiene su lógica, pero es poco habitual… y una lástima, visto el buen nivel dulce del local y mi poca afición cafetera.

Con todo, unos 50 euros por cabeza. Solo una reflexión, extensible a más locales: ¿qué sentido tiene indicar los precios sin iva? Porque a mí solo se me ocurre el de tratar de enmascarar el importe real de la cuenta final, cosa que ni me parece la mejor práctica comercial, ni falta que le hace a Somodó.

Explica Niki Yakayama, una de las mejores exponentes de la cocina kaiseki creativa hecha desde fuera de Japón, que la cocina japonesa es mucho más que estudiados cortes de pescado, o los ingredientes y aderezos conocidos por todos. Aplica la obsesión por la perfección en los puntos de cocción. Prima también el cuidadoso equilibrio de las composiciones, tanto gustativa como visualmente. O la búsqueda del producto de extrema calidad, a ser posible de estacionalidad, siempre tratando de preservar sabores y propiedades naturales con un respeto cercano al fervor. El objetivo final, la sensación de felicidad del comensal, su comodidad… Quizás haya más japonés en Somodó de lo que Shojiro cree.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , , , ,

3 Comments to Somodó

Ricard
21 marzo 2016

El parell de cops que he estat, m’ha agradat molt…

Potser l’únic inconvenient que hi veig, és que segons amb qui vas, el tema menú tancat, pot ser feixuc… Quan comencen amb “ous no… ostra tampoc…”, ja la liem… 🙂 I malauradament conec més d’un/una amb restriccions…

Salutacions!

Dani
21 marzo 2016

Completament d’acord. En aquest cas, hi anàvem 4 amb molta gana i ben poques manies, però segons amb qui vagis (i, com bé dius, no és tan estrany de trobar-t’hi) poden sortir problemes… Desconec fins a quin punt són capaços de gestionar-ho.

Salutacions !

Dani

Ricard
21 marzo 2016

He de dir que el darrer cop només hi va haver problema amb un dels plats i crec recordar que ho van solventar, portant més ració d’un dels altres de la sèrie…. Per això et deia que cal anar-hi amb algú sense masses “intoleràncies”… 🙂

Leave a comment

*

Search

Categorías

Archivos

  • Últimos comentarios