Osmosis [2016]

miércoles, abril 20th, 2016 | Barcelona, Restaurantes

Acaba de tener lugar la Ruta del Bacallà 2016, una iniciativa en la que, desde hace unos años, unos cuantos restaurantes proponen un menú, de entre 20 y 30 euros, con protagonismo para el nórdico pececillo. Soy fan del bacalao e intento pasar en cada edición por alguno de los locales que lo ofrecen. Este año el elegido ha sido Osmosis.

Restaurant Osmosis

Restaurant Osmosis | Barcelona

De hecho, siendo un restaurante que considero merece más atenciones, hacía mucho tiempo que no pasaba por allí. La bolsa de restaurantes de similar perfil en Barcelona, e incluso en la zona, provoca estas cosas… ¡Bendito problema!


El menú de Osmosis para la Ruta está en la franja alta de precios, partiendo de los 30 euros, a los que deben añadirse aguas, cafés, pan, aceites y entretenimientos. Insisto, me hago pesado, pero creo que deberían replantearse alguno de estos conceptos y considerarlos de cortesía. Y no solo Osmosis ni solo para la Ruta.

Mediodía laborable y muy buena entrada en el local, con la sala inferior completa, así como algunas de las mesas de la superior. Hacemos tiempo mojando su dignísimo pan casero -fiel masa madre mediante- en un par de buenos aceites -algo que miman desde antes que muchos se apuntaran a ello- y juego de sales -bien por las aromáticas del Garraf-.

Y allá vamos. Inèdit en las copas -Damm es patrocinador de la iniciativa- y empezamos por unos correctos aperitivos en forma de buñuelos -sí, de bacalao, pero es un clásico del local, pura coincidencia con las jornadas-, con su característico punto de miel, agradable, sin molestar en absoluto. Completa la entrada una crema-espuma de remolacha servida en vaso estrecho.

Crema de remolacha  &  Buñuelos de bacalao

Crema de remolacha & Buñuelos de bacalao

Ya en los entrantes, magnífico arroz con colmenillas y bacalao. Meloso, sabroso. Notable fondo, arroz suelto y en perfecto punto. Como alternativa, la porrusalda con bacalao esqueixat también parece convencer.

Como segundo, desestimo el jarrete de ternera a baja temperatura -no lo descarto para otra ocasión, pero hoy no toca- para decantarme, cómo no, por el bacalao. Viene con guisantes, ajos tiernos y alcachofas. Excelente morro, desalado lo justo -no entiendo cuando de tan desalado lo dejan insípido… ¡es bacalao!- y en perfecta cocción, dejando los lomos casi traslúcidos. Divertido punto de wasabi para los matices del conjunto, aunque molesta un poco el formato excesivamente crujiente de los guisantes que lo incorporan al plato.

Muy buen postre, a la altura del conjunto -algo no tan habitual como debiera-, con el cremoso de chocolate con avellanas. Correctísimo uso de las texturas, equilibrio entre el dulce, el amargo, e incluso los matices torrefactos de una finísima teja de caramelo de café.

Arroz de colmenillas y tripa  &  Chocolate

Arroz de colmenillas y tripa & Chocolate

Buen producto, buena cocina, sala tranquila. En conclusión, muy buen menú que supera, sin duda, mis experiencias en pasadas ediciones de la Ruta del Bacallà, algunas incluyendo cásicos de la ciudad, supuestamente especialistas en la materia.

En la minuta, lo dicho. Con café, agua y demás, los 30 se convierten en casi 40 que, por inesperados, fulminan la sensación inicial de un precio  ajustado.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , ,

No comments yet.

Leave a comment

*

Search

Archivos

  • Últimos comentarios