La Cosmopolita

Viernes, Septiembre 9th, 2016 | España, Restaurantes

Habíamos planeado una visita al Museo Picasso de Málaga. Recordé un post de Philippe Regol y busqué: La Cosmopolita, una casa de comidas con buen cocinero, buen producto, precios razonables y, rizando el rizo, a escasos 200 metros del museo. Todo cuadra.

Restaurante La Cosmopolita  |  Málaga

Restaurante La Cosmopolita | Málaga

Dani Carnero es el verdadero alma de La Cosmopolita. Cocinero curtido en mil batallas, con formación en alta cocina, paso por elBulli incluido, y unas evidentes ganas de dar bien de comer, más que de hacer simplemente de empresario, algo que ya probó dirigiendo varios locales, hasta decidir que lo suyo no eran los despachos, sino los fogones.


Local de aspecto rústico y luminoso, pero sobrio, de los que podrían pasar desapercibidos a simple vista. Pero sin estrecheces. Y ya fijándose más, en las paredes, una pequeña pero selecta colección de cartas de restaurantes míticos enmarcadas para su homenaje.

No es necesario ni abrir la carta para darse cuenta que algo se cuece -y bien- en La Cosmopolita. Algo tan aparantemente simple como las patatas aliñadas de bienvenida, melosas, amorosas, ya alertan sobre lo que nos espera. E insisto, en una tapa de cortesía.

La Rusa es su ensaladilla. Corrijo: La Ensaladilla. Desde mis épocas de ocupante habitual de un taburete de la barra del Coure que no probaba una de este nivel así que, efectivamente, será una ensaladilla rusa, pero es la foto de portada.

Excelentes también las croquetas, de puchero estas, recuperando las sensaciones, lamentablemente en desuso, de ese relleno sedoso, abundante en bechamel, pero sin perder la esencia del sabor.

Patatas aliñadas  &  Croquetas

Patatas aliñadas & Croquetas

Tartar de gambas blancas con migas de perejil y jugo de carne. Bien por el aderezo, con tabasco y ajo, aunque ojo al tremendo hilo conductor, en forma de una ración -generosa, como todas- de tuétano que completa un plato goloso como pocos.

Fresquísimas cigalitas fritas con un punto canalla representado por un picante subidito, tan desafiante como adictivo.

Tartar de gambas &  Cigalitas

Tartar de gambas & Cigalitas

Aires del norte en la tortilla encebollada de changurro. Para pringar. También en ración poderosa.

Mar y montaña con enjundia en las Manitas contra Manitas: ministro vs. bogavante, que viene frito. No apto para los que no gustan de sentirse los labios sellados por el colágeno. Abandonamos la efectiva sencillez de la manzanilla para maridar el momento con una copa de Península, fantástico Palo Cortado de Lustau.

Tortilla  &  Manitas

Tortilla & Manitas

Un par de dulces para acabar. Primero la panacota, fresca, más ligera de lo habitual, aun siendo más cremosa que gelatinosa, con frutos rojos y un crumble para contrastar texturas.

Y en la tradición mucho más local, un extraordinario tocinillo de cielo, compacto en su punto justo y en absoluto empalagoso.

Panacota  &  Tocinillo

Panacota & Tocinillo

Excelente servicio, amable y profesional, me temo que algo más habitual por esos lares que por los míos,  un Dani Carnero que se sale, y una relación calidad-precio que cuesta creer: 120 euros para 4 adultos y 2 pequeñas gourmet.

Gastrotaberna con mayúsculas. Visita obligada.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Search

Archivos

  • Últimos comentarios