A Tempo

Miércoles, Febrero 22nd, 2017 | Barcelona, Hoteles, Restaurantes

Ya son cuatro las propuestas de Jordi Cruz en la ciudad. Todas ellas, con el nexo de la ubicación bajo un techo de los hoteles del empresario Josep Maria González Simó. Así, además de su cuartel general de Pedralbes, el estupendo Àbac, y su también estrellado Angle en el Hotel Cram, el televisivo chef amplía su línea más relajada, iniciada en el Tens del Born, con este A Tempo, bistrot desenfadado con una carta repleta de reinterpretaciones atractivas de platos populares de diferentes recetarios.

Restaurant A Tempo  |  Barcelona

Restaurant A Tempo | Barcelona

A Tempo ocupa el espacio que, meses atrás, dejara libre Paco Pérez y sus incomprendidos arroces -me cuesta entenderlo, de verdad- en el Hotel The Mirror. Solo unos retoques en el envoltorio, que la sala ya lucía. Algunas imágenes de cine negro de los años 20 y uniformes en consonancia, aunque no acabo de ver la relación de la temática con la propuesta gastronómica.

Recién sentados, sorpresa realmente agradable en la carta de vinos, con una selección con gracia de una treintena de referencias. Bien hasta aquí, aunque poca novedad, pero lo que es claramente inhabitual es que dispongan de todas ellas -sí, todas- a copas. Y, sin llegar a la calificación de económicas, sí a precios razonables. No desperdiciamos la ocasión para brindar con el magnífico Brut de Paul Déthune, grand cru a grand precio, y tristemente raro de ver.

Hay una docena larga de opciones de picoteo de producto a compartir, y me tientan las ostras o el Cusiè a groso modo, pero hoy vamos al grano, toca fórmula clásica de primero y segundo.

Quizás es mucho hígado para uno solo, pero mi historial está marcado por episodios como el de la advertencia -y caso omiso, confieso- en un histórico restaurante monegasco, de esos de alta cuna, de que mi comanda contenía foie en ambos platos. Habiéndolo superado entonces, me lanzo ahora impetuoso a por la Secuencia de foie-gras: focaccia fina con té de pato, mantequilla de foie -casi una mousse-, una suave terrina natural y, para rematarlo, el hígado fresco, ligeramente asado con acierto y contrastado con melocotón a la vainilla. Vale, admito que en la próxima visita lo comparto.

Nos recomiendan que probemos la focaccia, diferente de la anterior, con ajos compotados y hierbas frescas. He leído que su origen está en una receta de Jamie Oliver, aunque no lo puedo confirmar, no lo pregunté. En cualquier caso, y proceda de donde proceda, me temo que no es su mejor día, siendo la única elaboración que llega irregular, probablemente por haber sufrido un recalentado que la deja seca en exceso.

atemp 2

Secuencia de foie & Atún

No hay reproches para una correcta crema de alcachofas, espesa, con sustancia, aderezada con aceite de oliva y enriquecida con emmental y albahaca.

Y menos para una notable terrina de liebre a la royal, con mostaza japonesa, tostas de pan y compota de chalota. Presentación elegante, recordando casi a una tarta sacher -ver imagen de cabecera-, y suave en boca. Jordi la adapta a los no iniciados, sin la potencia de una receta clásica que suele provocar rechazo en paladares poco familiarizados con la intensidad de la caza.

atempo

Crema de alcachofas & Focaccia

Sin tapujos, en cambio, las carrilleras de atún a la Bourginon. Como reza la carta, a modo de guiso de carne. Y lo cumple, en textura más firme de lo esperado, y luciendo potencia en sabor, tanto en el propio como en el de su demiglace. Como guarnición, una parmentier que relaja el bocado.

Para las carnes, aprovechándonos de nuevo del repertorio a copas, un evolucionado y largo Mas d’en Compte 2011 (Priorat) y las notas de crianza joven de Bruberry 2014 (Montsant).

Restaurant A Tempo  |  Barcelona

Arroz con leche & Torrija

Muy bien los postres, tanto en el buen juego crujiente-cremoso de la golosa torrija-brioche-frangipane, como en una especial versión del arroz con leche, aquí híbrido con el Gula Melaka de Malasia, con coco, tapioca y mango al azúcar de caña. Sabroso, domándose la contundencia del arroz con el sorbete de mango

Buen servicio, muy atento, de formas académicas y, en su justa medida, mostrando interés de principio a fin.

Con un café final, la cuenta supera ligeramente los 50 euros por cabeza.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Search

Archivos

  • Últimos comentarios