Ca La Nuri Platja

Viernes, Abril 27th, 2012 | Barcelona, Restaurantes

Uno va a Ca La Nuri sabiendo lo que va a buscar. Y difícilmente no lo encuentra. Buen producto, elaboraciones sin grandes complicaciones y, en general, una cocina sabrosa y honesta, tanto en la mesa como en la cuenta.

Restaurant Ca La Nuri Platja  |  Barcelona

Restaurant Ca La Nuri Platja | Barcelona

Pese a ser fin de semana, la lluvia hizo mella de forma notoria en la asistencia al local… ¿tendrán los restaurantes de Londres el mismo problema? En el lado positivo -no lo verán así los dueños-, una cena tranquila en un local que, ubicado entre el Port Olímpic y la Barceloneta, acostumbra a estar animado y ser bullicioso.


Éramos tres, con ganas de probar un poco de todo, así que optamos por hacer una cena informal y compartir los platos.

En apenas unos minutos, tras un rápido snack crujiente de harina de lentejas, llegaron las croquetas de cocido, sabrosas, con la bechamel justa y mucho pollo -para bien y para mal-, y media ración, generosa, crujiente y poco aceitosa, de pescaíto frito.

Para completar el trío, llegaron, a la vez, las anchoas de L’Escala, sedosas, no muy grandes, pero de las mejores que he probado últimamente. Acompañándolas, un buen pan de coca con tomate.

Pescaíto frito  &  Anchoas

Pescaíto frito & Anchoas

Sin haber desaparecido de los platos más que las croquetas, aterrizó también media ración de cigalas frescas-fresquísimas, de tamaño medio, muy gustosas, con las que aproveché para decorarme vistosamente la camisa, así como una ración completa de navajas, grandes, a la plancha y con una emulsión de lima -una versión más tradicional y menos delicada de las que preparaba David Reartes en Blanc de Tòfona, más pequeñas, con emulsión de cítricos, que ahora ofrecen ocasionalmente en Dime-.

Aparecieron también unos magníficos mejillones a la plancha, con su ajo y su perejil, que junto con el buen nivel de las cigalas y las extraordinarias anchoas, subieron al podio honorífico de la noche.

En poco tiempo llega también un muy buen canelón de pato confitado, jugoso, de sabor profundo, con bechamel -aquí sí, abundante- y crumble de Parmesano. Ya puestos, me permito sugerir una pasta igual de fina pero ligeramente más recia.

Mejillones  &  Brandada de bacalao

Mejillones & Brandada de bacalao

Convenció algo menos la brandada de bacalao trufada y coronada por chips de yuca, que sacrificamos para el final, ya con menos fuerzas por nuestra parte y con el hándicap de haberse enfriado desde su servicio.

La copa del riesling de Zilliken 2009 (Mosel-Saar-Ruwer), que maridó el repertorio salado, dejó su sitio a la del viognier dulce natural de Lea 2010 (Vins de Taller) aportó panses i figues a los postres, apartado en el que no perdonamos un par de pastelillos individuales, con mejor nota para el de chocolate blanco con maracuyá, más cremoso y mucho más sápido que el banoffe de plátano y dulce de leche.

Navajas a la plancha  &  Mousse de chocolate blanco

Navajas a la plancha & Mousse de chocolate blanco

No hubo ningún problema en la elaboración. Menos aún en la calidad del producto o en la simpatía del servicio, pero la marcha de los platos, que acabaron llegando todos a la mesa en cuestión de media hora, provocó que algunos de ellos fueran quedándose fríos. Una verdadera lástima y un punto claro a corregir.

Vista la cuenta, la relación calidad-precio de Ca La Nuri es innegable, pero dado que era una invitación familiar, hoy me permitiré omitir aquí el montante de la cena, a cambio de enlazaros con su web, en la que figura el detalle de los precios de su carta.

Tags: , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Search

  • Últimos comentarios