Cinc Sentits

Domingo, Febrero 15th, 2009 | Barcelona, Restaurantes

Tras varios intentos fallidos de conseguir reserva, incluyendo algunos anteriores a la reciente consecución de su estrella, a la quinta fue la vencida y pudimos visitar al fin el minimalista, moderno y elegante -me recuerda el concepto de Alkimia- local del Cinc Sentits.

Restaurant Cinc Sentits | Barcelona

Restaurant Cinc Sentits | Barcelona

Justo antes de ir, había leído algunos comentarios en blogs, en los que se decía que había perdido nivel o que era un restaurante del que salías con hambre… Una cantinela parecida a la que oí del Comerç24 antes de conocerlo, y después de pasarme por allí en 3 ó 4 ocasiones, el local de Abellán se ha convertido en uno de mis favoritos en su estilo. No avanzaré conclusiones, así que habrá que continuar leyendo.


Escogimos el menú Sensaciones, que viene a ser el más completo en platos aunque, según Amèlia Artal, la agradable jefa de sala de Cinc Sentits, no es superior en cantidad al menú Esencia, que tiene menos platos pero con raciones algo más generosas. A pesar de que el Sensaciones puede acompañarse de dos clases de maridaje de vinos, me apetecía disfrutar de un buen espumoso, y viendo que el genial Kripta estaba a un precio razonable, no pude resistir la tentación del homenaje al mejor cava de Agustí Torelló.

El aperitivo de la casa, un original chupito a base de chupito de arce, nata, sabayón de cava y escamas de sal, es un divertido juego de texturas, sabores y temperaturas. Si encima está bueno, como es el caso, no hay nada que objetar.

El primer plato del menú son las perlas sobre crema de coliflor y caviar de arenque. Suave y sabrosa, un buen principio.

Chupito Cinc Sentits & Crema de coliflor con caviar de arenque

Chupito Cinc Sentits & Crema de coliflor con caviar de arenque

Entramos luego en el que ellos mismos nos presentan como el plato estrella del restaurante: la coca de hojaldre con foie en micuit, cebollino, azúcar caramelizado y un toque de vinagre fórum. Si hace apenas un mes estaba agobiado del tan manido foie, que ofrecen ya sin escrúpulos en cualquier restaurante, dos de los últimos que he probado, el del Lluçanès y el del post que nos ocupa, me ha hecho recuperar la fe en tan graso y delicado producto. En el caso del Cinc Sentits, su coca de foie tiene un aire a la de Berasategui, pero sin anguila, con un buen equilibrio entre sus componentes y un foie de calidad extraordinaria. Entiendo lo ‘plato estrella’.

Y pasamos al arroz. En este caso, en su versión a banda con calamares. Y diréis ¿no es éste un sitio que destaca por su creatividad? Es verdad, lo es, así que en este plato el arroz está en una croqueta y además de los tiernos y minúsculos calamares que ejercen de pareja de baile, un sofrito de azafrán enriquece el aroma del conjunto.

Para la siguiente entrada, nos dejaron pedir un plato diferente a cada uno. Mientras yo me decanté por los minicanelones de pollo asado con bechamel de setas -buenos, pero prefiero la pasta más fina-, Xocolata eligió un muy buen atún, en un corte de un par de centímetros de grosor, marcado a la plancha, con un toque ácido del caldo de tomate y un matiz levemente amargo de piel de limón.

Atún con caldo de tomate ahumado & Cochinillo ibérico con manzana en dos texturas

Atún con caldo de tomate ahumado & Cochinillo ibérico con manzana en dos texturas

El cochinillo ibérico era el plato fuerte final, con manzana en dos texturas y miel. Buen punto de cocción, con la carne melosa y la piel crujiente, combinaba perfectamente con su guarnición. Otro éxito más.

Para dividir la parte salada del menú de la dulce, podemos escoger entre el ‘digestivo’, un sorbete más elaborado y de mucho mejor resultado que el horripilante que sirven en las bodas a tal efecto, o un queso con un pequeño dado de brioche tostado. Ambos cumplen, aunque de forma más discreta.

Llegados a este punto, imagino que os podéis hacer una idea sobre lo de salir con hambre. Es evidente que todos tenemos unas necesidades diferentes, pero os aseguro que las mías ya estaban perfectamente cubiertas. Y faltaban los postres…

El primero, un aromático helado de mandarina, con un crumble de cardamomo, aire de azahar y fruta de la pasión. Muy refrescante en general y fantástico helado en particular. El segundo postre, el chocolate con coca de vidre, helado de aceite y nueces de macadamia, me gustó, pero no puedo evitar acordarme de la versión de este postre del ya nombrado Comerç24, que se ha convertido involuntariamente en uno de mis referentes con esta combinación de ingredientes.

Un servicio muy agradable acabó de redondear la gran experiencia Cinc Sentits. Eso sí, no es barato, así que es recomendable visitarlo en ocasiones especiales y en compañía de amantes de la cocina creativa.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , ,

1 comentario to Cinc Sentits

Can Jubany | Estocomo
3 Marzo 2009

[...] plato, pero ya que estoy con las referencias, aprovecho para recomendar también la versión de Cinc Sentits y la de Berasategui (en Barcelona, disponible en el [...]

Deja un comentario

Search

Archivos

  • Últimos comentarios