Llamber [2014]

Martes, Junio 3rd, 2014 | Barcelona, Restaurantes

Nueva visita a una de mis neotabernas preferidas. No fueron los primeros en explotar el término, ni mucho menos los últimos en llegar, pero los platillos de Fran Heras mantienen su nivel tras su fulgurante y exitoso comienzo. Después de un año y medio, Llamber sigue llenando hasta la bandera.

Restaurant Llamber  |  Barcelona

Restaurant Llamber | Barcelona

Seguro que la zona ayuda -hay riadas de guiris-, pero prefiero pensar que la diferenciación de la propuesta y su buena ejecución tienen más parte culpa. En cualquier caso, en hora punta, para atravesar la zona de barra hay que ir esquivando tablas de embutidos y turistas henchidos por la satisfacción de haber acertado, entre otras cosas.


Tras una breve espera, compensada por una copa de cava en la barra a cargo de la empresa, acomodo en una de las mesas de la sala interior -con diferencia la zona más tranquila- y configuración de nuestro propio menú degustación a base de, cómo no, platillos a compartir.

Que no falte el pastel de pescado de roca, ortigas de mar, romesco de algas y anisados. Hoy, en media ración. Me gusta la combinación y me parece especialmente acertada la presentación, que según recuerdo varía ligeramente entre la ración entera y la media.

También divertido el pescaíto frito, aunque más visto, recuperando el clásico cucurucho de papel. La fritura, tan correcta como un subidito punto de sal que le da vigor.

Pastel de pescado  &  Pescaíto frito

Pastel de pescado & Pescaíto frito

Subiendo la contundencia, un risotto de foie y caviar de erizos fuera de carta -casi siempre hay algún arroz del día-, donde el ingrediente protagonista aportaba más en la textura, mientras las huevas predominaban en el paladar. El grano, aunque me gusta más grueso, en buena cocción.

Pero si hablamos de contundencia, la morcilla de Burgos con chipirones se lleva la palma. Ojo, plato sólo recomendado para morcilleros, que la ración es generosa y la proporción con el cefalópodo se decanta claramente hacia tierras castellanas.

También buena materia en los dados de solomillo, acompañados de patatinas -¡qué buena mano, Fran!- y unas cebollitas glaseadas que merecen un spin-off en breve. El trajín del plato de la cocina a la mesa recomienda ahorrarme la imagen.

A todo esto, entre la resultona selección de bodega, el syrah de cuna de Les Meyssoniers 2011 (M. Chaputier, Crozes Hermitage), con un inicio de vainillas y cueros, redondeándose al final con frambuesas en boca y mayor amplitud de bouquet.

Risotto de foie y erizos  &  Pasión de chocolate

Risotto de foie y erizos & Pasión de chocolate

De postre, la pasión por el chocolate, con un atrevido helado de pimienta y también a compartir, cumplió. Quedó en pendientes el arroz con leche, indiscutible estrella del apartado dulce de la casa -llambiotaes, en honor a los orígenes astures-. Habrá que volver…

La minuta, sobre los 45 por cabeza.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Search

Archivos

  • Últimos comentarios