Espai Kru [2017]

Miércoles, Enero 25th, 2017 | Barcelona, Restaurantes

Con permiso del reciente Estimar, Espai Kru es la niña de mis ojos en los restaurantes de pescado de Barcelona -que no hay tantos, para ser ciudad costera-. Sus tapas divertidas, actuales, rompiendo los encorsetados clichés de la marisquería tradicional y, sobre todo, impecablemente ejecutadas, lo convierten en una de las propuestas informales más interesantes de la ciudad.

Restaurante Espai Kru  |  Barcelona

Restaurante Espai Kru | Barcelona

Siguiendo el spoiler, Espai Kru sigue brillando tanto o más que en temporadas anteriores, manteniendo -e incluso ajustando- algunos de sus hits, y añadiendo solo aquellas novedades que, claramente, merecen la pena ser añadidas en su acertada carta.


Como es habitual en nuestras visitas a la calle Lleida, media entrada larga en la planta baja, el espacio propiamente ocupado por el Rías de Galicia, y pleno absoluto en el primer piso, el del Espai Kru, en el que empieza a ser más que recomendable reservar con antelación.

Recibimiento con el pan de algas, ya clásico del local, ligeramente salino y quizás algo menos mullido que en otras ocasiones, que precede a las no menos clásicas anchoas ahumadas, luciendo exuberancia aromática al retirar la campana roquiana, y bien flanqueadas por sus precisas tiras de pimiento asado y queso manchego.

Enseguida, el frescor de las ostras francesas, carnosas, en calibre número 2 -acertado para este tipo de degustación-, con un refrescante aderezo de agua de apio, tomate y unas perlas de vinagre Forum.

Anchoas  &  Ostras

Anchoas & Ostras

Más frescor si cabe en una tierna almeja de Carril, de calidad excepcional y tamaño mediano, con sorbete de apio y lima. Imprescindible, como siempre.

Todos los sashimis y algunas de las otras preparaciones frías pueden salir en medias raciones. Ideal para una primera experiencia con el hamachi, sashimi de dentellada tersa y paladar agradablemente mantecoso.

kru

Almejas & Hamachi

Seguimos con las medias, ahora con más elaboración, en un melosísimo tartar de toro y pescado blanco, ligado y aderezado por una salsa de miso ligera y equilibrada, sin el predominio dulzón del que suelen pecar.

Las gambas de Palamós, sedosas, perfeccionan su aguachile mexicano, más nítido y elegante que en temporadas anteriores.

Tartar  &  Gamba

Tartar & Gamba

Me estreno con el mollete de langosta. Con su punto pretencioso, para qué negarlo, pero goloso bocado, tanto en continente como en contenido, y generoso en las carnes del cotizado crustáceo.

Las croquetas del Kru, de gamba y centolla, también lucen. Muy sabrosas y, probablemente, de las más académicas de la ciudad, en su rebozado, en su bechamel, en las proporciones.

kru

Mollete de langosta & Croqueta

Para acabar los salados, curioso y bien resuelto ejercicio de deconstrucción de la lubina a la donostiarra, servida en carpaccio tibio. De lomo terso y firme, pero amable, celebrando la textura y el regusto de los ajitos fritos. Mucho más que una fotogénica imagen de cabecera.

También cumple sobradamente el postre, en forma de una notable torrija con helado de turrón.

kru

Torrija & Nube

En las copas, un untuoso y amplio Blue Finn de Mestres, un muy buen cava al que no sé hasta qué punto le hace un favor su envoltorio de diseño, o confunde al personal, que puede creer que es un producto de peor calidad arropado por una botella de colores llamativos. El precio, muy bueno, por debajo de los márgenes del resto de referencias de la carta.

Con aguas, pero sin cafés, 125 euros para dos comensales.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Search

Archivos

  • Últimos comentarios