Gresca

jueves, noviembre 27th, 2008 | Barcelona, Restaurantes

Nueva visita al Gresca y, cómo no, nuevo exitazo. Pero no adelantemos el final, que antes pasaron muchas cosas.

Restaurante Gresca - Barcelona

Restaurante Gresca - Barcelona

En mis anteriores visitas nocturnas, siempre había hecho uso -y disfrute- del menú degustación, por lo que, por primera vez, preferí no dejar escoger al chef, Rafael Peña, y me propuse ponerles a prueba. Iba con un amigo, aparentemente no demasiado aficionado a la cocina moderna, pero que empieza a disimular mal que disfruta tanto o más con ella que con la tradicional.


Después del pequeño snack de parmesano y pimentón de rigor (qué bien lo hacen, no me extraña que no lo cambien…), nos trajeron un pequeño aperitivo de sardina sobre una curiosa base de panceta -¡casi traslúcida!- y aderezada con un suave aceite y cebollino.

Tras abrir boca, empezamos con una sopa de cebolla con gruyère y trompetas (las setas, obviamente), y el pato ahumado con langostinos. La sopa, de aromas evocadores y sabor contundente, me recordaba algunas sopas de cebolla de antaño, que han desaparecido incomprensiblemente de las cartas de los buenos restaurantes; el gruyère le daba aún más profundidad de sabor, las trompetas suavizaban el conjunto y los minúsculos fragmentos de cebolla deshidratada daban juego a las texturas. El pato ahumado, envolviendo a los frescos langostinos, aunque yo no lo probé en esta ocasión, es un plato a priori difícil de comer para los más clásicos, pero que ha convencido a todos aquellos con los que he estado en Gresca. Suele estar en el menú degustación y no es para menos.

En los segundos, escogimos el suquet de salmonetes y el rape con sésamo y aceitunas negras cuya imagen encabeza el post. El suquet estaba bueno, con las patatas en su punto y un fondo de pescado ligero -pero sabroso- que potenciaba el sabor de los salmonetes. El rape, lo mejor de la noche, y de los mejores rapes que recuerdo, era una pequeña maravilla; magnífica materia prima y fantástico punto de cocción.

En los postres, un refrescante sorbete de limón con maría luisa, que quizás fue el plato menos sorprendente del repertorio, y un exquisito postre de chocolate, acompañado de un cremoso de nata ácida (me recordo a los Petit Suisse de mi infancia) y de unos granos de maíz ligeramente tostado que aportaban el crujiente al que llamaba a gritos la combinación.

Suquet de salmonetes & Postre de chocolate con nata ácida y maíz

Suquet de salmonetes & Postre de chocolate con nata ácida y maíz

Para beber, un buen Mauro 2006 que, pasados los aromas alcohólicos iniciales, fue ganando notablemente en el transcurso de la noche, acabando por ser una gran elección, a pesar de que quizás no era a priori el maridaje perfecto para esa cena.

Por cierto, varias mesas ocupadas por norteamericanos. Desde que el NY Times publicó un artículo sobre los bistronómicos de Barcelona, incluyendo al Gresca como uno de los grandes exponentes del concepto, es difícil asistir a una velada sin gourmets de fuera de nuestras fronteras.


Post written by Daniel Muro

Tags: , , ,

6 Comments to Gresca

Hisop | Estocomo
18 mayo 2009

[…] Echamos de menos unos petit-fours, pero disfrutamos como en pocos locales de Barcelona se puede hacer por este precio. Eso me recuerda que tengo que volver a Gresca… […]

Indochine | Estocomo
2 agosto 2009

[…] el Sancerre Domaine La Moussière de Alphonse Mellot, un sauvignon blanc -que conocí en el gran Gresca, por cierto- con un toque floral -¿qué mejor para esta cena?- y el punto de acidez suficiente […]

Libentia | Estocomo
16 agosto 2009

[…] del panorama gastronómico barcelonés, inicia su andadura Libentia, con sala de estética muy Gresca, y bajo la batuta de un interesante cuarteto de jóvenes expertos, con antecedentes en cocina y […]

Lluerna | Estocomo
11 marzo 2014

[…] Mar Gómez, pareja de víctor, ejerce en sala como maître y somelier. Con eficacia y muy buenas formas, maneja con discreción y elegancia sus apariciones. Pertenece a un cada vez más nutrido grupo de mujeres que desempeñan esta función con un especial savoir-faire (Cristina Torras en Embat, Anna Doñate en Saüc, Janina Rutia en Coure, Mireia Navarro en Gresca…). […]

Gerard
28 noviembre 2015

Que cosas tiene la vida, después de casi ¡7 años exactos! vamos a volver al Gresca… Es un placer seguir compartiendo contigo buenos momentos y risas en nuestras jornadas gastronómicas. Se podría decir que es uno de los restaurantes que me abrió las puertas a este mundo, ¿no crees?

Dani
29 noviembre 2015

¡Cierto, cómo pasa el tiempo! ¡Y que lo siga haciendo, compartiendo restaurantes, vinos… y grandes charlas, que es de lo que se trata!

Y es genial volver a Gresca, es uno de los grandes de la ciudad, aunque lo sepamos todos menos los chicos de la guía roja. Estoy seguro que este miercoles lo disfrutamos más que nunca.

Un abrazo !!

Leave a comment

*

Search

Archivos

  • Últimos comentarios