Elkano

Viernes, Junio 29th, 2012 | Restaurantes, Resto de España

Euskadi es un destino vacacional inmejorable para los que sufrimos de gastrochaladura. Este año, nuestro periplo vasco nos llevó a alojarnos unos días en Iturregi, un bucólico hotel muy próximo a Getaria. Cerca, por tanto, del culto al producto de Elkano, famoso por ser una de las mejores parrillas de la costa guipuzcoana.

Restaurante Elkano  |  Getaria

Restaurante Elkano | Getaria

Ya hacía tiempo que lo teníamos en mente, y la recomendación del amable equipo del Hotel Iturregi acabó de convencernos de pasar a conocer la parrilla de Pedro Arregui. Era laborable por la noche y no estaba lleno. Supongo que el partido de España y no haber entrado aún en temporada alta no ayudó. Aun así, más de media entrada, principalmente de asiduos al local.


Nos recibe Aitor, hijo de Pedro y un maître de los de antes, de los que dominan su sala y orientan al cliente, algo básico en estos templos del producto fresco. En la espera, un pequeño cóctel de gambas, refrescante, con chispa, aderezado con una vinagreta ligera, sin la que fuera habitual salsa rosa, desterrada de los recetarios del nuevo siglo.

Cóctel de gambas  &  Guisantes lágrima

Cóctel de gambas & Guisantes lágrima

Me cuesta resistirme a las propuestas fuera de carta. Y más si son guisantes lágrima, una sugerencia difícil de ver donde las haya. Tiernos, apenas hechos, sin más apoyo -ni falta que hace- que el de unas pinceladas de yema de huevo. Si el color verde intenso tiene sabor, sin duda es el de estos guisantes.

Tras la media ración de guisantes, media más de chipirones. Brutales. De escándalo. A la parrilla, por supuesto. Intensos, mórbidos, sedosos. Ni siquiera las elevadas expectativas -todos allí hablan de sus chipirones- pasaron factura.

Chipirones  &  Lenguado

Chipirones & Lenguado

Nos quedamos con ganas de rodaballo, uno de los buques insignia de Elkano, pero lo ejemplares disponibles eran demasiado grandes para un mano a mano. Sí pudimos con el lenguado. Un señor lenguado de un kilo largo, también a la parrilla, aunque con menos gusto de ésta que los pequeños cefalópodos. A cambio, unos filetes jugosos en perfecto punto de cocción y un tamaño poco habitual en los mercados de Barcelona.

En los postres, un par de medias raciones a compartir. De una buena torrija con helado de vainilla y el toque vanguardista del aire de canela, a un descomunal arroz con leche -¿¡por qué media ración!?-.

Arroz con leche  &  Torrija con helado de vainilla

Arroz con leche & Torrija con helado de vainilla

Con una copita de txakolí, el toque de distinción de la botella de agua Hildon y un servicio cercano, 118 euros a repartir entre dos.

¡Otra de chipirones!


Post written by Daniel Muro

Tags: , , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Search

  • Últimos comentarios