Casa de Tapes Cañota

Martes, Mayo 8th, 2012 | Barcelona, Restaurantes

Había llovido lo suyo desde mi última visita. Conocí la Cañota hace años, cuando antes de ser Casa de Tapas era Brasería. La provechosa, en varios sentidos, relación de la familia Iglesias con los hermanos Adrià, ha inspirado la renovación y el cambio de filosofía de un restaurante que ha pasado de ser el local contiguo del Rías de Galicia a una más que interesante propuesta de tapeo actual.

Restaurant Casa de Tapes Cañota  |  Barcelona

Restaurant Casa de Tapes Cañota | Barcelona

Nos recibe Toni Vázquez, uno de esos jefes de sala que pregonan con el ejemplo, todo determinación y eficacia, que nos busca una buena mesa y nos comenta con entusiasmo contagioso algunas de las novedades de la carta, como la burgerbull o el gazpacho de cerezas, ambos fruto de una colaboración de temporada con Dani García.


Empezamos con producto. Cuatro extraordinarios filetitos de anchoa Lolín, cuya referencia 00 soy incapaz de rechazar desde que me las presentaran en el vilafranquí Cal Ton. Para sujetarlas bien, buen pan de payés tostado con tomate y preparación self-service.

¡Atención, croqueteros, parada obligada! Sin duda, a tener en cuenta las que sirven aquí de jamón ibérico. Las preparan también de bacalao, pero deberán esperar para otra sesión.

Anchoas  &  Lacón

Anchoas & Lacón

Tras la puesta al día, algunas especialidades gallegas han mutado ligeramente. Se nota poco en el lacón, correcto, aunque no tan tierno como esperaba.

En cambio, terciopelo puro en las patatas bravas, con tubérculo gallego, una mayonesa de ajo -que no all-i-oli, como nos explican-, y hervidas en lugar de la ya habitual doble cocción confit-fritura. Diferentes, pero entran en mi personal ranking patatero barcelonés junto a las golosinas de Bohèmic, Rosal 24 o Arola Arts.

Patatas gallegas bravas  &  Pulpo a feira

Patatas gallegas bravas & Pulpo a feira

También desde Galicia llega un muy buen pulpo a feira, aunque en esta ocasión mejor el cefalópodo que la patata, que aun con las acertadas instrucciones de uso -chafarlas para empaparlas del aceite y el pimentón-, resultaban menos amorosas que las de las bravas.

La cajita de los fritos luce buenos rebozados de tiernos aros de calamar, la confirmación del buen pulpo de la casa, gambas crujientes para comer con patas y caparazón, y unos jugosos dados de merluza fresca.

La carne de nuestro particular menú degustación corrió a cargo de la burgerbull made in Dani García, una excelente hamburguesa de rabo de toro que el biestrellado chef marbellí ofrece en la informalidad gourmand de La Moraga. Como en la versión original, sabor por todo lo alto y melosidad procedente de su salsa de queso Havarti.

Burgerbull  &  Piña cocorrón

Burgerbull & Piña cocorrón

Tras un repertorio abundante, incluso para dos comensales de buen comer, buscamos un postre fresco y digestivo, dando en el blanco con la piña cocorrón, impregnada de ron, aromatizada con hierbabuena y con el chispear de los petazetas. Si lo habéis probado y es vuestro postre, pasad también por Vivanda, que allí os espera otra sorpresa.

Entre bocado y bocado, el Blanc Planell de Castell del Remei. Sauvignon blanc y macabeo para un vino Joven, fresco, frutal y exótico en nariz, meloso y cítrico en boca, y algo subido de precio en la carta.

En total, poco más de 40 euros por persona, justo precio para las virtudes de la nueva Casa de Tapes Cañota.

Tags: , , , , , , ,

1 comentario to Casa de Tapes Cañota

David
9 Mayo 2012

Muy buen reportaje, lo anoto para probarlo, todo tienes muy buena pinta.
Saludos.

Deja un comentario

Search

  • Últimos comentarios